mentira.es.

mentira.es.

Mentiras en el marketing: lo que no te dicen las marcas

Mentiras en el marketing: lo que no te dicen las marcas

El mundo del marketing está lleno de lenguaje inflado, afirmaciones excesivas y llamadas exageradas a la acción. Desde la publicidad del sistema de televisión hasta los videos de YouTube, las marcas están haciendo todo lo posible para llamar su atención y conseguir su dinero. Pero, ¿qué hay realmente detrás de estas afirmaciones?

En este artículo, vamos a echar un vistazo a algunas de las mentiras más comunes que se usan en el marketing, y desentrañaremos lo que realmente significan.

1. "Sin azúcar añadido": Esto suena como un buen negocio para aquellos de nosotros que intentamos reducir nuestro consumo de azúcar. Pero esa frase no significa necesariamente que no hay azúcar en el producto. Lo que en realidad significa es que el producto no contiene azúcares añadidos después de la producción. Es decir, el producto puede estar lleno de azúcares naturales de los ingredientes básicos. Así que antes de comprar ese "sin azúcar añadido" producto, asegúrate de revisar la etiqueta de nutrición.

2. "El producto es natural": La palabra "natural" es un término muy suelto y no tiene un estándar oficial por el cual se debe medir. Eso significa que un producto puede contener ingredientes naturales y sintéticos, y aún así calificar como "natural". Es importante comprobar los ingredientes de un producto y no confiar únicamente en la declaración de "natural".

3. "El producto es orgánico": Muchas personas asumen que "orgánico" significa que el producto no contiene pesticidas, herbicidas o conservantes. En realidad, la certificación orgánica significa que el producto fue cultivado y procesado sin ciertos productos químicos dañinos. Pero eso no significa necesariamente que el producto no tenga algún tipo de conservante. Si tienes dudas, lo mejor es investigar a fondo la marca y su proceso de producción.

4. "La seguridad del producto está garantizada": Muchas marcas pueden decir que sus productos son seguros, pero la verdad es que no hay ninguna garantía de seguridad. El gobierno suele ser el responsable de la seguridad de los productos en el mercado, pero aún así, no se pueden garantizar completamente. Por lo tanto, presta atención a las críticas de los usuarios, los informes de noticias y las certificaciones independientes de seguridad antes de comprar un producto.

5. "El producto es libre de crueldad animal": Este es otro término que puede ser engañoso. La afirmación "libre de crueldad animal" no significa que el producto no se ha probado en animales en algún momento de su proceso de producción. En su lugar, significa que la marca ha optado por no hacer pruebas en animales, pero aún puede haber otros métodos de prueba utilizados. En general, busca marcas que tengan certificaciones de Leaping Bunny o PETA para asegurarte de que no hay nada que puedan esconder.

6. "El producto es sin gluten": Muchas personas prestan mucha atención a este término, aunque no todos realmente necesitan evitar el gluten. Un producto "sin gluten" garantiza que no hay trigo, avena, cebada o centeno en su composición. En realidad, muchas personas pueden tolerar estas cosas y no necesitan seguir una dieta libre de gluten. Por lo tanto, no compres productos "sin gluten" a menos que realmente tengas una necesidad médica.

7. "Los resultados son típicos": Cuando una marca afirma que sus usuarios ven "resultados típicos" en un período determinado, esa frase no significa que TODO el mundo verá resultados similares. Es útil revisar los estudios detrás de un producto para ver cuántos usuarios vieron resultados y cuán significativos fueron estos resultados.

Es importante recordar que las marcas siempre pretenden vender. A veces, eso significa presentar la información de tal manera que es engañosa. Siempre haz tu debida diligencia y lee las etiquetas a fondo. Además, mira las críticas de los usuarios y busca certificaciones independientes para estar seguro de que estás tomando una buena decisión de compra.