mentira.es.

mentira.es.

Los trucos emocionales que se utilizan para manipular

Los trucos emocionales que se utilizan para manipular

La manipulación es una técnica muy utilizada por personas que quieren conseguir algo a costa de otra persona, sin importarles las consecuencias. En muchos casos, los manipuladores utilizan trucos emocionales para conseguir su objetivo, haciéndose pasar por víctimas o utilizando técnicas de chantaje emocional. En este artículo veremos algunos de los trucos emocionales más comunes que se utilizan para manipular a otras personas.

1. Ponerse en el papel de víctima

Uno de los trucos emocionales más efectivos para manipular a alguien es hacerse pasar por víctima. Si el manipulador consigue que la otra persona sienta lástima por él, es más fácil que ceda ante sus demandas. El manipulador puede hablar de las dificultades que ha tenido que superar en la vida, presentarse como alguien que ha sufrido mucho, o incluso simular una enfermedad o una discapacidad para conseguir lo que quiere.

2. Culpar a los demás

Otro truco emocional que suelen utilizar los manipuladores es culpar a los demás de sus problemas. De esta manera, consiguen que la otra persona sienta que es responsable de lo que está sucediendo y se sienta obligada a hacer algo para solucionarlo. Por ejemplo, el manipulador puede decir cosas como "si no me ayudaras, esto no estaría sucediendo" o "esto es culpa tuya".

3. Utilizar el chantaje emocional

El chantaje emocional también es una técnica muy efectiva para manipular a alguien. El manipulador puede amenazar con hacer algo malo si la otra persona no hace lo que él quiere. Por ejemplo, puede decir que se va a hacer daño si la otra persona no le presta atención o que va a contar algo vergonzoso sobre ella si no le da lo que quiere.

4. Hacer creer a la otra persona que es necesaria

Otro truco emocional que se utiliza a menudo para manipular es hacer creer a la otra persona que ella es necesaria. El manipulador puede fingir que no puede hacer algo sin la ayuda de la otra persona, o hacerle creer que es imprescindible para él. De esta forma, consigue que la otra persona se sienta importante y obligada a ayudarle.

5. Crear una situación de dependencia

El manipulador puede también crear una situación de dependencia emocional en la otra persona para conseguir que haga lo que él quiere. Puede hacerle creer que sin él no es capaz de hacer frente a la vida, o que le necesita para llevar a cabo sus proyectos. De esta forma, consigue que la otra persona se sienta imprescindible y se sienta obligada a hacer lo que él quiere.

6. Utilizar la manipulación afectiva

La manipulación afectiva consiste en jugar con los sentimientos de la otra persona para conseguir lo que se quiere. El manipulador puede halagarla, decirle cosas bonitas o hacerle creer que la quiere mucho. De esta forma, consigue que la otra persona se sienta importante y que esté dispuesta a hacer lo que él quiere.

7. Utilizar la negación

La negación consiste en negarle a la otra persona algo que le importa para conseguir lo que se quiere. El manipulador puede decir que no le importa lo que la otra persona quiere o que no tiene tiempo para hacerlo. De esta forma, consigue que la otra persona se sienta mal y que esté dispuesta a hacer lo que él quiere para conseguir su atención.

En conclusión, estos son algunos de los trucos emocionales más utilizados por los manipuladores para conseguir lo que quieren. Es importante tener en cuenta que estas técnicas pueden ser muy dañinas para la otra persona y que es importante estar preparados para identificarlas y no caer en ellas. Si sospechas que estás siendo manipulado, lo mejor es buscar ayuda y alejarte de esa persona lo antes posible.