Cómo los falsificadores se pueden equivocar

Introducción

La falsificación ha sido una práctica común en la historia de la humanidad, debido a que siempre ha habido personas que han querido obtener beneficios a costa de otros. Ya sea para obtener dinero o ganar prestigio, los falsificadores han recurrido a diversas técnicas para engañar a la gente, cambiando el valor de las piezas de arte o documentos. Sin embargo, a pesar de su astucia, los falsificadores también pueden equivocarse, y es importante saber cómo para evitar caer en sus engaños.

1. La firma incorrecta

Uno de los errores más comunes que cometen los falsificadores es poner una firma incorrecta en la obra de arte o documento que están tratando de falsificar. Esto ocurre cuando el falsificador no estudia lo suficiente las características del autor original. En muchos casos, los falsificadores utilizan piezas originales como referencia para hacer sus falsificaciones. Sin embargo, si no se estudia bien el estilo de la firma del autor original, se pueden cometer errores que delaten la falsedad de la obra.

2. La técnica incorrecta

Cada artista tiene su técnica y estilo de pintura propio. Cuando un falsificador trata de imitar esa técnica, corre el riesgo de equivocarse en ciertos detalles. Puede ser fácil para los expertos en arte detectar estos errores de técnica, como la forma en que se mezclan los colores o la forma en que se aplican las pinceladas.

3. Los materiales incorrectos

Los falsificadores también pueden equivocarse en la elección de los materiales que utilizan para hacer sus falsificaciones. Si un falsificador utiliza pigmentos que no son auténticos o intenta crear la obra de arte con materiales que no están auténticos, es posible que se detecte la falsificación. Muchas veces, los expertos pueden analizar la composición química de la obra de arte para determinar su autenticidad.

4. La historia incorrecta

Los falsificadores también pueden cometer errores al intentar dar una historia falsa para respaldar su falsificación. Si la historia de la obra no coincide con los registros históricos o se contradice a sí misma, es una clara señal de que algo no está bien.

5. La falta de conocimiento en las características del periodo

Si el falsificador no tiene un conocimiento adecuado de la época en la que se cree que se originó la obra de arte o el documento, es posible que cometa errores al imitar ciertas características o símbolos de esa época. Los expertos pueden detectar estos errores y revelar la falsificación.

Conclusión

Los falsificadores son personas astutas pero no son invencibles. Como hemos visto, hay muchas maneras en las que pueden equivocarse y ser descubiertos. Si eres un coleccionista o un comprador de arte que desea evitar la posibilidad de ser engañado por un falsificador, debes asegurarte de investigar profundamente antes de realizar una compra. Con un poco de conocimiento y precaución, puedes evitar caer víctima de una falsificación.